Lo bueno de enojarse!


A veces me gustaría ser de esas personas que se despiertan con una sonrisa y tienen unas ganas inmensas de vivir. Que son positivas, que aceptan desafíos, que siempre se la ve lindas.

Hay días que soy como esas personas.

Pero hoy, hoy no es uno día de esos.

Hoy tengo odio hacia el mundo. Me siento una nena caprichosa que no está conforme con nada. Que se distrae constantemente, que se queja, que se evade.

Son esos días donde también odio a la gente feliz y un poco a la gente que le va bien en la vida.

Cuatro meses en Europa y e intentado lo imposible por disfrutar cada momento, pero a veces no se puede.

¿Cómo se puede disfrutar la vida a pesar de las malas? ¿Será esa sonrisa de la -gente feliz-(yque que envidio) que hace que todo se vea bien a pesar de las dificultades? ¿Cómo hacen los jugadores de fútbol para no tirar la camiseta sabiendo que van a enfrentarse con un temido rival? Y eso que alemania es un rival dificil. ¿Por qué es lindo sentirnos enojados? ¿Por qué extraño pelear con mis viejos?

Hay algunas personas que no sirven para vivir con calma -ejemplo yo- y mierda(!) en mis adentros hay algo que tiene motor que se mueve y eso me gusta.
Por eso enojarme o ponerme mal me gusta, porque siento que tengo un super heart por dentro que se mueve y le gusta vivir.

Ese corazón quiere saltar, quiere bailar, quiere correr, quiere cantar, pero la cabeza no se lo permite.

Ay ay ay…

Pero adoro ser racionaaaal!!! Einstein sálvameee!

Quisiera ser jirafa


Mi jefa me recuerda que en las grandes ciudades uno pierde la consciencia de los sentidos. Y en algún punto creo que eso es cierto. Día a día me sumerjo en las nubes de publicidades que aparecen de a segundos, mientras me encuentro sentada en el colectivo camino al trabajo.

Uno se siente como un niño, en una gran sala, solo, con miles de juguetes con los que puede entretenerse. Nunca hay un parate, siempre hay un querer mas. Y ese querer mas se hace inalcanzable. Y ahi es cuando al final, nada le basta. Al tener tanto, no se puede apreciar a cada juguete por su forma de entretener.

Me veo a mi misma, reflejada en ese niño. Que tiene, dificultades para decir: Basta! No quiero jugar mas!

Pero no puedo, la ciudad es muy grande para mí.

¿De dónde uno se agarra cuando se siente como los globos de los parques de diversiones, que parecieran no tener raíz, porque muestran que al único lugar donde quieren llegar es al cielo?

La mente, que quiere estar por encima de toda teoría cosmológica. La mente, que quiere hacernos creer que ella sabe mas que todo. La mente, que a veces es un enemigo, hoy quiere, atajar este penal.

Escribir


No se como escupir, lo que no se si tengo para dar. No se como dejar de sentir, cuando te evoco y se que estás, pero no estás. Porque sentir, la música, porque pensar, demás. Por que las excusas son buenas solo cuando no se necesitan, porque la duda tiene sentido cuando no se quiere pensar. Y si te pienso, cuerpo y alma se funden, el equilibrio tan difícil de lograr. Las palabras se hacen verso, la poesía se transforma en canción, y te la canto, solo para vos. Porque vos sabés escucharla, sabés interpretar el mas allá. Porque a las cosas te gusta procesarlas y eso me encanta, porque eso te hace especial. Divinidades que van mas allá de mí, vuelo al pasado y me pregunto cómo llegaste. ¿Cómo me cautivaste? Me hechizás, dónde estoy, sigo acá.
Odio escribirte porque temor a que te vuelvas ficción. Y yo quiero que seas real. Como esto que siento. Soy la tonta que escribe cosas de amor, pero el amor es lo unico honesto, y por eso no le temo, escribo, entonces para dar respiro, a la razón.

Sincerarme


Sincerarme es aceptarme tal cual soy. Sincerarme es agarrar la guitarra y descubrir nuevos acordes. Es encontrar la melodía perfecta para luego combinarla con versos. Sincerarme es sacar de mí palabras y hacerlas cobrar un sentido. Es fluir mientras improviso. Sincerarme es terminar una canción, leer su letra y descubrir una nueva versión de mí. Es comprender aquel sentimiento que tenía atascado y no sabía porqué. Sincerarme es despertar, es aquí y ahora, es respirar, es saber que tengo que confiar, que ni hoy ni mañana voy a poder escapar.

Siento


En este momento siento como si hubiese puesto mi mente, mi cuerpo y mi alma en una licuadora.

Siento que tengo todo,

todo,

mezclado.

Sentimientos que creí que habían desaparecido,

están,

y no puedo dejarlos ir,

por que por algo,

están,

y quieren decirme algo,

y tengo que hacer algo con ellos,

por que como un boomerang,

si no resuelvo esto que  ahora me pasa,

volverá,

volverá,

hasta que aprenda,

una vez mas,

una vez,

mas.