Subtes y cafés


Estoy histérica y molesta con el mundo.

Me haría bien una guitarra para hacer catarsis de todos los problemas que se me cruzan por mi cabeza. Es ella la causante de todo este caos. Ella me habla y le habla al mundo. Yo vivo entre esas voces. Porque el mundo también habla. Y me habla. Como mi mente que ya se aburrió del mundo.

Los días pasan. Subtes y cafés.

Nadar cuando no necesito pensar, y así escapar de la realidad complicada que yo misma me armo.

Soy ariana, y algunas veces acelerada.

Me encanta la estructura, pero en extremo me lleva al vacío. Entonces odio, porque quiero que me amen.

Buenos Aires

¿Cómo llenarme de vos?

Ciclos


Escribo porque se que no vas a leerme y te espero, porque se que no vas a llegar. Espero y desespero y después me resigno a aceptar.

Que estás. y no te vas.

Tensión se va, y está.

Sos otro.

Soy otra.

También.

¿Quizás?

Son ciclos,

roles

o impulsos marcados.

La luna, que es nuestra,

el agua,

tu forma de hablar.

Y tiemblo.

Lo nuevo me asusta,

el miedo termina,

y vuelve a empezar.

Escribir


No se como escupir, lo que no se si tengo para dar. No se como dejar de sentir, cuando te evoco y se que estás, pero no estás. Porque sentir, la música, porque pensar, demás. Por que las excusas son buenas solo cuando no se necesitan, porque la duda tiene sentido cuando no se quiere pensar. Y si te pienso, cuerpo y alma se funden, el equilibrio tan difícil de lograr. Las palabras se hacen verso, la poesía se transforma en canción, y te la canto, solo para vos. Porque vos sabés escucharla, sabés interpretar el mas allá. Porque a las cosas te gusta procesarlas y eso me encanta, porque eso te hace especial. Divinidades que van mas allá de mí, vuelo al pasado y me pregunto cómo llegaste. ¿Cómo me cautivaste? Me hechizás, dónde estoy, sigo acá.
Odio escribirte porque temor a que te vuelvas ficción. Y yo quiero que seas real. Como esto que siento. Soy la tonta que escribe cosas de amor, pero el amor es lo unico honesto, y por eso no le temo, escribo, entonces para dar respiro, a la razón.

Veo caras que recuerdan nuestro andar


Nunca pensé que mis latidos podrían llegar a pertenecerte,

Que estas calles, Buenos Aires, podrían decir tanto de los dos.

Nunca pensé, que hoy iba a estar pensando, en esta historia, el corazón.

Veo caras, veo gente que recuerdan, nuestro andar.

Villa crespo, Devoto. Floresta, San Nicolás.

¿Hace tanto fue que hiciste, a mis ojos despertar?

¿Dónde estás que no te encuentro?

¿Todo cambia como dicen? ¿Es verdad?

Ya crucé hacia el otro lado, ya no mas mirar hacia atrás.

Ser estatua yo no quiero, condernarme, ya no mas.

Sincerarme


Sincerarme es aceptarme tal cual soy. Sincerarme es agarrar la guitarra y descubrir nuevos acordes. Es encontrar la melodía perfecta para luego combinarla con versos. Sincerarme es sacar de mí palabras y hacerlas cobrar un sentido. Es fluir mientras improviso. Sincerarme es terminar una canción, leer su letra y descubrir una nueva versión de mí. Es comprender aquel sentimiento que tenía atascado y no sabía porqué. Sincerarme es despertar, es aquí y ahora, es respirar, es saber que tengo que confiar, que ni hoy ni mañana voy a poder escapar.

Siento


En este momento siento como si hubiese puesto mi mente, mi cuerpo y mi alma en una licuadora.

Siento que tengo todo,

todo,

mezclado.

Sentimientos que creí que habían desaparecido,

están,

y no puedo dejarlos ir,

por que por algo,

están,

y quieren decirme algo,

y tengo que hacer algo con ellos,

por que como un boomerang,

si no resuelvo esto que  ahora me pasa,

volverá,

volverá,

hasta que aprenda,

una vez mas,

una vez,

mas.

Hay un mundo…


Hay un mundo de canciones que me esperan. De ilusiones sin recuerdo, de poemas sin razón.

Llevo en el alma ansiadas memorias, pensamientos que se han ido, momentos que no voy a anhelar.

De esta tierra hoy vuelvo al suelo, a escribir sin levantar vuelo, mirando siempre a mi cielo, voy a salir a despegar.

A darme una oportunidad, a encontrarme aunque tenga que ser en soledad, a aceptar, a llorar,a a reír, a crecer, a cambiar.

A decir volver, a empezar.