Música mi casa.


-I haven’t ever really found a place that I call home- dice las primeras líneas de la canción.

Cuando era chica me sentaba en el marco de la ventana, de noche y miraba el cielo. Ponía música que me hacía sentir libre.

Extraño esas noches.

Es difícil de entenderlo o de explicarlo, pero hablando de libertad, siento que en casa nunca pude sentirme libre. Nunca pude decir que en casa estaba mi lugar. Quizás no esté ahí adentro, no lo se.

En estos últimos días me doy cuenta muchas cosas. Me acuerdo de momentos siendo yo misma y feliz. Siento que en mi casa nunca pude ser yo misma. Y eso me pesa, porque se que es algo que voy a tener que procesar. Viví pensado que la vida era de una forma, y me doy cuenta que en realidad es de otra forma y mejor. Es de grande hacerme cargo de ciertas cosas, que deberían haberse ocupado mis viejos, y de nuevo, ya estoy grande, pero aceptar el dolor y el mal que sentí, llevará tiempo.

Encuentro piezas de mí, algunas encastran, encuentro amigos que me ayudan a armarme, o a rearmarme, hay piezas que aparecen, cuando menos las espero. Y me dan esperanzas de poder seguir construyendo esta historia, esta vida, este alma.

No se, creo que tengo sueño, me iré a dormir.