Despedirse


Uno se despide constantemente de las cosas. Despedís momentos, formas de ser, hábitos, personas. Mas cuando estás en constante cambio. Porque cuando cambiás, el entorno puede ser igual, las situaciones se pueden repetir, pero uno, ya no es el mismo. Porque avanzás, y avanzar implica dejar cosas atrás. Y dejar cosas atrás, implica crecer. Y crecer, no es fácil, porque duele. Pero el dolor es necesario, porque sino, no sentiríamos los cambios. Y los cambios también son necesarios. Porque nos permiten ver las cosas desde otro punto de vista. Y eso amplía nuestro panorama de ver la vida, y mas que nada de vivirla. Y eso, independientemente de que lleva su cuota de responsabilidad, permite que podamos disfrutar la vida aún mas.

Y de eso se trata.