Proyectando…


Conseguí un laburo fijo, una gran oportunidad que se me está dando en mi vida. Estoy mas cerca de concretar el proyecto de irme a vivir sola, que hace tanto tiempo venía llevándolo solo en mi cabeza.

Ahora sólo hace falta tiempo, paciencia y esfuerzo de mí para que se construya.

Volví a ser camarera, a rodearme de gente y de cafés, de historias, de mundos, de propinas. Con un plus de -estoy cansada- y un intento de lograr que mi vida se vuelva mas productiva que la laborable me encuentro así, un poco revolucionada, dando salitos, probando 1 2 3 4.

Miedos, incertidumbres, cambios, efimerédires (sería como muchas cosas efímeras que se repiten) mas un sinfín de momentos que me movilizan constantemente, me despiertan, me hacen decirme -tere estás viviendo TU vida-.

Claridad, momentos en que ENTIENDO y veo claro todo lo que en algún momento me pareció confuso.

Es eso lo que me da el agua, claridad.

Natación, un deporte que, desde que arranqué en agosto después de casi 8 años sin practicarlo, me está ayudando a mantenerme firme entre muchos cambios que hoy en día sigo atravesando.

Es fluir, es dejarme llevar, es superar obstáculos, es no pensar, es dejarme ser, es disfrutar. Palabras que empiezo a usar en mi día a día.

Estoy muy cansada, me gustaría poner alguna reflexión, pero no se me ocurre ninguna… hasta la vista!