Síndrome post viaje ahora a trabajar!


20140925_192956

Adiós vacaciones, de nuevo a trabajar!

Tengo el síndrome de post viaje. El tema es que no es tan así porque aún sigo viajando y porque también creo que la vida es un viaje. Oh Tere poeta!

7 meses cargados de experiencias. Conociendo nuevas ciudades ¿Las contamos? Madrid, Paris, Dijon, Zurich, Berna, Londres, Birmngham, Notthingham, Trento, Venecia, Treviso, Verona, Lecco, Como, Basilea, Constanz, Lucerna, Laussane, Ginebra. Acariciando la cultura Suiza y la Italiana. Conociendo nuevas lenguas; mejorando mi idioma inglés, aprendiendo de oído el italiano hasta poder entenderlo y hablarlo y adentrándome al idioma alemán. Aprendiendo a convivir con un hombre, conociendo la rutina de una familia, de una casa. Teniendo contacto con niños. Descubriendo habilidades, conociéndome mas a mi misma.

También creo que soy una niña que cuando algo le gusta pide mas mas y a veces no se puede. Me refiero a que me gustaría seguir viajando y viviendo con él. Pero por otro lado mi conciencia me calma y me dice Tere bajá un cambio, eso tampoco es vida.

Debo decir que los sueños realmente se cumplen. A veces tardan un poco mas o también hay que saber esperarlos. Soñé con estar en Europa, soñé con tener una pareja Europea y Londres la ciudad de mis sueños se hizo real con él. Ahora fue el trabajo, y la residencia en Suiza que tanto me costó pelear por ella. Mañana será mi novela, mi trabajo en donde hablaré en alemán.

Supongo que para crecer hay que cortar con etapas. Pienso que convivir con el tano fue eso. Una forma de conocernos, un camino diario de mutuo aprendizaje. Y ahora que estoy viviendo sin el será también otra etapa. Un crecimiento nuestro independiente, donde el puente o el futuro será cuestión de construirlo de a dos. Y por otro lado esta experiencia me llevará a escribir nuevos diarios de viaje.

Que ahora que trabajo con niños puede ser una oportunidad para corregir esas pequeñeces que siempre quise corregir. Como tengo que dar ejemplo frente a ellos, es un momento óptimo para aprender a pararme derecha, no comerme las uñas, respirar por la nariz y ordenar mis hábitos alimentarios. Claro porque la familia con la que vivo se alimentan de una forma mas natural que mi familia. Y eso es bueno para mi salud. Hace ya varios meses estaba con la idea de reducir la cantidad de café, del consumo de harinas y azúcares refinados. Y eso que soy una persona ansiosa.

También la innovación de seguir una rutina. De aprender un idioma. De aprender a poner límites, y de encontrar mis límites. Y eso que creo que la rutina es aburridísima, pero creo que esto no va a ser para siempre, la utilizo como forma de estructurarme sanamente y por un tiempo, hasta encontrar mi propia y sana rutina.

Porque ahora somos dos personas que buscan la vida. El y yo. Y a veces extraño sus compañías en las noches, sus abrazos, ver su rostro antes de dormir o su sonrisa al despertar. También el placer de desearle a alguien que querés que tenga unas buenas noches. O buona notte, como se dice en italiano. Extraño también parlar en italiano. Sentir el olor a café por las mañanas. Hasta el aroma a cigarrillo cuando el abría la ventana para fumar. Sus miradas. Cuando el se acercaba a la noche al balcón con su cerveza, como una forma de ritual quizás. O estar en casa y escucharlo tocar el bajo y que de repente me den ganas de escribir.

Supongo que tres meses sin verlo fue difícil. Y ahora esos tres meses se transforman nada mas que en 30 minutos de distancia en tranvía.

Ah también en mi nueva casa hay una guitarra, que pronto usaré para volver a componer. Creo que estar mas conmigo misma me da ganas de intimidarme con mis canciones y de volver a hacer eso que me hacía tan feliz. Cantar 🙂

Es un poco del mundo de Tere por ahora.

Ya sabremos mas pronto 🙂

Buona notte!

La creatividad y el ciclo de la mujer


20140421_200455

Hace un tiempo que estoy leyendo Luna Roja de Miranda Gray, lo pueden descargar haciendo clic aquí.

En el libro, la autora brinda herramientas para que las mujeres aprendan a tomar conciencia de su ciclo menstrual y a usar las energías internas que proporciona cada fase. También explica la correlación de los ciclos de la luna con los de la mujer. En resumen nos invita a reconectar con nuestra fuente de sabiduría. Es un libro del que siempre voy aprendiendo algo nuevo y también, me ayuda a conocerme mas a mi misma.

Debo decir que soy una mujer creativa y de niña me la pasaba pintando, cantando, o haciendo cualquier cosa que se relacionara con el arte de crear. Supongo que mis padres nunca hicieron hincapié en que debería ser bueno para mí darle una función a esa energía, por eso es que durante mucho tiempo hice creaciones por el simple acto de crear.
El viaje, otra ciudad, mi pareja, son cosas que me han estado moviendo en estos últimos meses y me han ayudado a conocerme aún mas. En otras palabras a poner una lupa a esa inmensa creatividad que como adulta sigo teniendo.

Durante el viaje han surgido creaciones: descubrí comidas de otros países y aprendí algunas recetas de ellos (como los Cinnamon rolls que me salen tan ricos), con los niños de mi pareja descubrí mi talento para la imaginación (me he divertido creando y usandola cuando juego junto con ellos al intercambio de roles) y he dado inicio a mi diario de viaje de Europa (están en vida las primeras hojas).
También tengo ideas que traje conmigo al viaje: como este blog (que escribo cuando me hago un ratito para mí), como mi primer novela (que nació de borradores y aún la sigo escribiendo)  y en algún punto se puede decir a mi pareja (porque ambos imaginamos este viaje juntos).

Volviendo al tema del libro y de la creatividad ella habla de que en el ciclo de la mujer hay momentos oportunos para crear ideas, para ponerlas en practica, para darle constancia a ellas, para soltarlas y dárselas al mundo. Y que también creatividad no significa hacer una pintura o tocar la guitarra. Creatividad también puede ser usar una nueva sombra para los ojos que muestre otra mirada, sentir que el aire fresco por la mañana es reconfortante o también descubrir una forma de acercarnos sexualmente a la pareja.

Tengo muchas ideas y acá en Suiza la gente es práctica, lugar genial para gestionar esas ideas.

Estoy cumpliendo mi sueño de vivir en Europa y el lunes arranco mi primer trabajo como Nanny Au Pair. Una idea que después de mucha constancia la pude hacer realidad.

Será un volver a empezar.

¿No es genial?

SER TU MISMA CON TU PROPIO MECANISMO


20141001_223458¿Y si todavía no lo encontré?

Este viaje me está ayudando a ver estructuras, formas de vida y rutinas. Me estoy conociendo y viendo que también soy  un poco caótica mentalmente. Me acuerdo que una vez en la calle conocí a un tipo y después de unas palabras que cruzamos me dijo: Si querés llegar a tu meta primero tenés que ordenar tus mente. 

¿Y que pasó? Los caminos me llevaron a Suiza, país que describo como: funcional, muy bien estructurado y mental . Justo lo que estaba necesitando!

Viajar nos hace realmente cambiantes no? flexibles a una nueva realidad. Cada día me siento una niña descubriendo: alimentos, lugares, sensaciones y personas.

-Es la primera vez que veo una calabaza dentro de su planta! (por ejemplo) Y es verdadero, es genial ver una planta de calabazas por primera vez!

Es como si de repente me diera cuenta que estoy teniendo la posibilidad de cambiar mi vida por completo, encontrando las herramientas que necesito para dirigirme hacia donde quiero ir. Y eso no es poco. Es como volver a viajar dentro de un viaje,

dentro de mí.

La luna


Vuelvo a escribir en el blog después de casi dos meses.

Acá también la luna está llena y el verano se está despidiendo. Espero con ganas la llegada del invierno para inspirarme.

Para recordarme cuando arrivé a Madrid y un fresco viento me dió la bienvenida a Europa.

Me gusta el frío porque me gusta sentir su calor. Porque me gusta sentir el placer de quedarme unas horas mas en la cama y sentir el calor de mi cuerpo entre las frazadas. Porque tomar café con leche me recuerda a las primeras mañanas de cappuccinos y cafe au lait que viví al principio de este viaje. Porque abrigarme mucho me recuerda a cuando era niña. Porque me recuerdo a misma mirando por la ventana de mi cuarto, mirando asombrada las esferas de la luna, y la luz de las estrellas. Porque me sentía sola y ellas me escuchaban. Sentían conmigo mis penas y me abrazaban.

Supongo que acá la luna es la misma, pero desde otro lado.

¿Será tan mágica como lo era cuando la miraba desde casa? ¿O será que su nueva faceta me acercará con otra magia?

Pienso en la luna y no me siento sola.

Estoy en casa.

Día 1 Find an Objective


20140719_110850

Te lo pongo así: estoy atravesando veinte mil cambios al mismo tiempo y finalmente este viaje llega para ordenarme. La pucha! Era lo que estaba necesitando. Pero aaah  ¿Qué voy a hacer? Si nunca fui una persona ordenada.

Él, al ser europeo (ordenado ponele) me plantea algunas cosas de mi vida que debería modificar y en algunas está totalmente en lo cierto. En el hecho de tener un plan primordialmente.

Pienso en el porqué de este viaje, en lo que me llevó a venirme a Suiza, un país muchísimo mas civilizado que Argentina. Un cultura donde todo tiene una razón de ser. Los suizos son los especialistas en la perfección, tienen todas las herramientas para todo. Las calles están super señalizadas, hay una super conciencia ambiental y freno un poco la pelota y me digo de nuevo ¿Qué me llevó a venirme acá?

El amor, cambiar de vida, aprender un idioma…  me respondo así de toque.

¿Pero quién iba a decirme que todo este proceso de adaptación iba a costarme muchísimo? Ojalá la  letra chica del pasaje me lo hubiera anticipado o él con un cartel enorme cuando vino a buscarme a Madrid.

Para hacer mi vida en este país tengo que tener planes. Y creánme que acá la espontaneidad no existe y la mayoría de la gente no te llama el mismo día para organizar algo. La gente vive con stress (no toda) por eso es necesario tener un plan. O sino mejor pensar en otro destino para vivir.

De planes no se mucho. Sólo se de armarlos espontáneamente. Y a veces se puede, otras veces no. Él si sabe de planes y eso es genial.

Pero pienso que antes de hacer un plan uno tiene que tener en claro una meta. Entonces ahí es por donde tengo que empezar.

Día 1 (no literal) Find an Objective.

Lo bueno de enojarse!


A veces me gustaría ser de esas personas que se despiertan con una sonrisa y tienen unas ganas inmensas de vivir. Que son positivas, que aceptan desafíos, que siempre se la ve lindas.

Hay días que soy como esas personas.

Pero hoy, hoy no es uno día de esos.

Hoy tengo odio hacia el mundo. Me siento una nena caprichosa que no está conforme con nada. Que se distrae constantemente, que se queja, que se evade.

Son esos días donde también odio a la gente feliz y un poco a la gente que le va bien en la vida.

Cuatro meses en Europa y e intentado lo imposible por disfrutar cada momento, pero a veces no se puede.

¿Cómo se puede disfrutar la vida a pesar de las malas? ¿Será esa sonrisa de la -gente feliz-(yque que envidio) que hace que todo se vea bien a pesar de las dificultades? ¿Cómo hacen los jugadores de fútbol para no tirar la camiseta sabiendo que van a enfrentarse con un temido rival? Y eso que alemania es un rival dificil. ¿Por qué es lindo sentirnos enojados? ¿Por qué extraño pelear con mis viejos?

Hay algunas personas que no sirven para vivir con calma -ejemplo yo- y mierda(!) en mis adentros hay algo que tiene motor que se mueve y eso me gusta.
Por eso enojarme o ponerme mal me gusta, porque siento que tengo un super heart por dentro que se mueve y le gusta vivir.

Ese corazón quiere saltar, quiere bailar, quiere correr, quiere cantar, pero la cabeza no se lo permite.

Ay ay ay…

Pero adoro ser racionaaaal!!! Einstein sálvameee!

¿Porqué nos cuesta tanto ser felices?


Imagen

 

Hace rato que vengo preguntándome esto y se me cruzó por la cabeza al encontrar algunas respuestas.

a) Libros de autoayuda

Para los libros de autoayuda o motivación interior no parece ser una pregunta difícil de responder. En vez de respuestas encontrarás en ellos ejercicios prácticos para encontrar la felicidad en el día a día.

Entre esos ejemplos que se citan son:

Despierta con una sonrisa y mantenla contigo todo el día.
Cree que todo es posible
Agradece
Disfruta

He llegado a la primera línea y he alcanzado a sostener mi sonrisa hasta el mediodía.

¿Será que ser feliz es realmente difícil?

¿O realmente es un ejercicio constante donde los resultados quizás no importen?

b) Material vs Afecto

¿O será que este nuevo modelo de mundo propone una vida centrada únicamente en el bien material? Y al tenerlo todo creemos que somos felices. O quizás haya gente que sea feliz disfrutando de sus bienes.

Recuerdo una frase de mis abuelos que decía que -lo primero es la familia-. Me siento un poco anticuada en pensar eso. Pero el trabajo, el cuidado de la casa, las compras de alimentos, terminan por dejar muy poco tiempo al afecto. Esa cosa que nos hace sentir valiosos, ese soporte que hoy parece que ser reemplazado por horas en el celular, horas de sueño o viendo la TV.

c) El conflicto siempre está primero

Siempre hay algo que nos va a hacer enojar, que nos va a hacer justificar que la felicidad no existe. Simplemente porque pensamos que ella no existe. Si pensáramos que existiera entonces el conflicto sería parte de un proceso natural de las parejas, de las familias, o de la gente en la ciudad (ejemplo un choque de autos en la calle)

Conflicto es sinónimo de falta de comunicación, de aceptar que somos diferentes, de que nuestro ego quiere tener la razón.

¿Y si entonces empezáramos a comunicarnos mejor, ver que ser diferentes nos ayuda a enriquecernos de nuevas visione del mundo y dejáramos ser al conflicto ser y nada más?

Conclusiones

¿Pero por qué caemos en esto? ¿Somos víctimas o realmente elegimos poner en la balanza otras cosas? ¿Realmente la felicidad es solo una utopía? ¿O es eso que pasa mientras estamos haciendo otras cosas?

Estar en pareja me hace repensar mil cosas de la vida y al parecer todavía sigo buscando mi raíz frente a todo esto nuevo que me pasa. Al menos tener cosas para replantearme, es algo buenísimo. Y que perderse para encontrarse también.

Mi conclusión final es que la felicidad nos cuesta porque la felicidad está en el ahora, a veces lo material no nos deja ver el contenido, nos tapa el momento. Si podemos valorar lo que tenemos en frente entonces la felicidad no será tan difícil de alcanzar.

Apreciar cada momento mis queridos libros de autoayuda, eso si que es costoso.

Salud 🙂

Volver a mí


image

Si la vida es un conjunto de obstáculos constantes…¿entonces para qué ponerse objetivos?¿para qué trabajar si el sistema nos hace infelices?¿realmente los sueños caben en este mundo?

Y después freno un poco y me respondo: “Tere puede que la raíz de esas preguntas se basen en que estás cayendo en realidad.”

¿A quién no le gusta viajar y hacer lo que uno quiere? Disfrutar de vagar y vagar y vivir en sueños.

Después de estar tres meses viajando en Europa me doy cuenta que tengo que parar la pelota.

La plata se acaba, hay que trabajar, hacerse amigos y ponerse en sintonía con una ciudad que no es del todo sociable.

Porque París sonaba tan poética al caminarla por las calles que inspiraron a Cortázar. Me sentía tan en casa en Italia, con su cultura de la charla, el fútbol y el café.

Pero acá estoy en el primer mundo. Dando un cambio en mi vida que no pensé que iba a costar tanto. Porque acá soy inmigrante and -Ich sprechen kein deutch-.

Me pregunto dónde quedó esa Tere con sueños de ser escritora en Londres. Si los sueños son más que utopías que nos llevan a sueños que no buscábamos.

Porque Londres no fue tan Londres como imaginaba.

Y el amor parecía ser solo un cuento con final feliz.

Estoy bajando a tierra pero eso sí, que no me saquen las alas, porque en algún momento puede que de verdad me anime otra vez a volar.

Reencuentro (Capítulo 1)


Así empieza la historia

Tres meses en Europa. ¿Quién lo hubiera dicho?

Pareciera que hubiese sido ayer cuando pisé por primera vez el aeropuerto inmenso de Barajas (Madrid).

Y estaba ahí solita, después de un día de espera entre aviones y aeropuertos. Agotada, sorprendida, buscándolo a él, que me esperaba en el área de Arrivals. Tres meses sin vernos.

Todo empezaba a cobrar sentido entonces.

Escribir, mi café después del almuerzo


1402405805100

Leo el blog de Jime y me leo a mi misma escribiendo sus crónicas.

Jime, una persona común y corriente que se animó a recorrer la Argentina en bicicleta.

Tere otra persona común y corriente que se animó a vivir su sueño; conocer Europa, encontrar el amor y el intentar establecerse en una ciudad totalmente distinta a la del país que dejó en Marzo, Argentina.

Supongo que tengo algo importante para decir, o quizás no. Jime escribe porque sí, y creo que yo también. Supongo que es una necesidad nata de algunas personas. Nuestro café necesario para seguir avanzando hacia algún lado.

Supongo que también me aburrí de escribir reflexiones extremadamente depresivas en mi cuaderno diario. Y creérmela de Alfonsina Storni por ser sensible y no tener un motivo mas en la vida que escribir.

Mi vida aquí en Suiza significa hacerme cargo de mis sueños y wow, me lo recuerdo a diario. Porque aquí la vida es un aprendizaje constante. Adaptarme a una cultura, inevitablemente aprender un idioma nuevo y por sobre todo no dejar de ser yo misma frente a las nuevas circunstancias (dificilísimo che).

Papá me recuerda que no son las circunstancias las que condicionan al hombre sino es como el hombre actúa frente a las circunstancias.

En definitiva Tere va a seguir siendo Tere, y Jime, va a seguir siendo Jime en China o en cualquier parte del mundo. Y sus vidas dependerán de como actúen frente a lo nuevo que les suceda.