Día 1 Find an Objective


20140719_110850

Te lo pongo así: estoy atravesando veinte mil cambios al mismo tiempo y finalmente este viaje llega para ordenarme. La pucha! Era lo que estaba necesitando. Pero aaah  ¿Qué voy a hacer? Si nunca fui una persona ordenada.

Él, al ser europeo (ordenado ponele) me plantea algunas cosas de mi vida que debería modificar y en algunas está totalmente en lo cierto. En el hecho de tener un plan primordialmente.

Pienso en el porqué de este viaje, en lo que me llevó a venirme a Suiza, un país muchísimo mas civilizado que Argentina. Un cultura donde todo tiene una razón de ser. Los suizos son los especialistas en la perfección, tienen todas las herramientas para todo. Las calles están super señalizadas, hay una super conciencia ambiental y freno un poco la pelota y me digo de nuevo ¿Qué me llevó a venirme acá?

El amor, cambiar de vida, aprender un idioma…  me respondo así de toque.

¿Pero quién iba a decirme que todo este proceso de adaptación iba a costarme muchísimo? Ojalá la  letra chica del pasaje me lo hubiera anticipado o él con un cartel enorme cuando vino a buscarme a Madrid.

Para hacer mi vida en este país tengo que tener planes. Y creánme que acá la espontaneidad no existe y la mayoría de la gente no te llama el mismo día para organizar algo. La gente vive con stress (no toda) por eso es necesario tener un plan. O sino mejor pensar en otro destino para vivir.

De planes no se mucho. Sólo se de armarlos espontáneamente. Y a veces se puede, otras veces no. Él si sabe de planes y eso es genial.

Pero pienso que antes de hacer un plan uno tiene que tener en claro una meta. Entonces ahí es por donde tengo que empezar.

Día 1 (no literal) Find an Objective.

Lo bueno de enojarse!


A veces me gustaría ser de esas personas que se despiertan con una sonrisa y tienen unas ganas inmensas de vivir. Que son positivas, que aceptan desafíos, que siempre se la ve lindas.

Hay días que soy como esas personas.

Pero hoy, hoy no es uno día de esos.

Hoy tengo odio hacia el mundo. Me siento una nena caprichosa que no está conforme con nada. Que se distrae constantemente, que se queja, que se evade.

Son esos días donde también odio a la gente feliz y un poco a la gente que le va bien en la vida.

Cuatro meses en Europa y e intentado lo imposible por disfrutar cada momento, pero a veces no se puede.

¿Cómo se puede disfrutar la vida a pesar de las malas? ¿Será esa sonrisa de la -gente feliz-(yque que envidio) que hace que todo se vea bien a pesar de las dificultades? ¿Cómo hacen los jugadores de fútbol para no tirar la camiseta sabiendo que van a enfrentarse con un temido rival? Y eso que alemania es un rival dificil. ¿Por qué es lindo sentirnos enojados? ¿Por qué extraño pelear con mis viejos?

Hay algunas personas que no sirven para vivir con calma -ejemplo yo- y mierda(!) en mis adentros hay algo que tiene motor que se mueve y eso me gusta.
Por eso enojarme o ponerme mal me gusta, porque siento que tengo un super heart por dentro que se mueve y le gusta vivir.

Ese corazón quiere saltar, quiere bailar, quiere correr, quiere cantar, pero la cabeza no se lo permite.

Ay ay ay…

Pero adoro ser racionaaaal!!! Einstein sálvameee!