Volver a la poesía


Book2

Me gusta llegar al trabajo y disfrutar del silencio de las primeras horas de la mañana.

Hacerme un rico te, sentarme en la compu, poner música y aprovecharme de esas horas de soledad, para que las palabras surjan, este ensayo se escriba y yo también me permita dsfrutar de lo maravillosa que es la sensación de que todo esta en calma.

Siempre dije que admiro las mañanas de Buenos Aires. Mucho mas la de los domingos. Porque los domingos, las calles están vacías, y la gente no camina, y yo puedo encontrarme allí, entre mis pensamientos y el amor que me conecta con esas calles.

Cuando todo parece monótono, o cuadrado, es que hace falta agregar un poco de romance, para que las cosas tengan sabor. Y a pesar de que me prometo a mi misma no hacer poesía porque me resulta un poco barroco, o cursi, siento que en el fondo, es esa poesía la que hace que del amor que le pongo a esas letras, también surja la vida.

Pero eso sí, hay poesía pesada. Como románticos empalagosos, llenos de clichés, que se ahogan de tanto amor.

Por el contrario.

Hay momentos en que es necesario hacer uso y abuso de la poesía.

¿A quién le gusta la monotonía?

Regalarse momentos,

de fantasía.

Quisiera ser jirafa


Mi jefa me recuerda que en las grandes ciudades uno pierde la consciencia de los sentidos. Y en algún punto creo que eso es cierto. Día a día me sumerjo en las nubes de publicidades que aparecen de a segundos, mientras me encuentro sentada en el colectivo camino al trabajo.

Uno se siente como un niño, en una gran sala, solo, con miles de juguetes con los que puede entretenerse. Nunca hay un parate, siempre hay un querer mas. Y ese querer mas se hace inalcanzable. Y ahi es cuando al final, nada le basta. Al tener tanto, no se puede apreciar a cada juguete por su forma de entretener.

Me veo a mi misma, reflejada en ese niño. Que tiene, dificultades para decir: Basta! No quiero jugar mas!

Pero no puedo, la ciudad es muy grande para mí.

¿De dónde uno se agarra cuando se siente como los globos de los parques de diversiones, que parecieran no tener raíz, porque muestran que al único lugar donde quieren llegar es al cielo?

La mente, que quiere estar por encima de toda teoría cosmológica. La mente, que quiere hacernos creer que ella sabe mas que todo. La mente, que a veces es un enemigo, hoy quiere, atajar este penal.